Redes sociales: espacios en que publicar

de soxialmedia.comYa has visto que puedes crear un espacio donde publicar tus ideas, noticias, contenidos,… Pero ¿qué tipo de cosas puedes publicar?

Es posible aprovechar las herramientas que ofrecen las redes sociales, aumentando así tu capacidad de contactar, colaborar, dar a conocer,…

Redes como Facebook, GooglePlus o Tuenti (u otras más específicas, como MySpace, LinkedIn,…) prefieren que los usuarios sean personas, no colectivos. De hecho, intentan penalizar de algún modo si un colectivo (asociación, empresa,…) crea una identidad en la red como si fuera una persona. Básicamente, la diferencia entre una identidad personal y una colectiva es que te puedes hacer amigo de una persona, pero te puede gustar un colectivo.

Prácticamente todas las redes permiten hacer, de una u otra forma, cosas análogas… La elección de la plataforma vendrá dada por donde está el público al que quieres acceder.

Algunas ideas:

  • crear una página para el colectivo. En ella se pueden definir diferentes administradores y mecanismos con los que publicar, y se puede animar a otras personas a hacerse ‘amigos’, ‘fans’, ‘seguidores’,… Aquí los administradores son quienes publican, principalmente, y los ‘seguidores’ pueden comentar los contenidos.
  • otra forma es crear un grupo de personas, según un tema de interés común, en las que todas ellas participan de igual forma, publicando y comentando contenidos. Estos grupos pueden ser abiertos, cerrados (necesitan una invitación para entrar, pero se pueden ver) o secretos.
  • se puede publicar también un evento, asociado a un momento en el tiempo. Los participantes pueden comentar aspectos relacionados con el mismo (temas a decidir, consultas,…)
  • se pueden crear chats o espacios en los que dialogar en directo.
  • se pueden crear espacios de trabajo colaborativo, en los que compartir documentos, re-elaborarlos, comentarlos,…

La imagen es de soxialmedia.com.

Redes sociales: publicación

¿Tienes cosas que contar y te gustaría darle la mayor difusión posible? Sin duda, debes aprovechar las redes sociales.

Para ello, puedes usar diferentes estrategias:

  • usar una herramienta como tu lugar de publicación. Puede ser tu blog personal, tu cuenta en cualquier red social (Twitter, Facebook, Google Plus, LinkedIn, Tumblr,…). Este será el punto en que publicarás tu contenido, y en el que te centrarás. Debes tener en cuenta, a la hora de elegirla, que la herramienta va a suponer restricciones de uso: por ejemplo, Twitter no te permitirá usar más de 140 caracteres, Facebook podría darte problemas de visibilidad por sus restricciones de privacidad,…
    A partir de esta elección, puedes vincular el resto de las redes en las que quieres publicar tu información, bien con funcionalidades propias, bien con herramientas como ifttt
  • recoger tus contenidos desde herramientas de agregación de información, como lectores de RSS (puedes ver más información sobre agregadores de RSS) o con herramientas que realizan búsquedas activas (puedes ver más información sobre búsquedas activas).
    A partir de estos grupos de información, y aprovechando sus propias funcionalidades, puedes crear tu ámbito de publicación mediante tus cuentas de Twitter, Facebook, LinkedIn,…

Redes sociales: crear relaciones

Quizá quieras aprovechar las redes sociales para buscar gente a la que le guste lo mismo que a ti, o con la que debatir ideas, o a las que poder recurrir para preguntar, o con las que poder charlar, o…

Para ello, las redes más adecuadas son aquellas de tipo personal (ver el artículo sobre Redes Sociales), como Facebook, Hi5, Tuenti,… o aquellas basadas en los contenidos si lo que estás buscando es información sobre algún tema (por ejemplo, un grupo de personas interesadas en un tema, un hobby, un grupo de fans de alguien,…). En este caso, Twitter permite lanzar una consulta, por ejemplo, pero quizá no es tan fácil crear un grupo ‘estable’ al que acudir, mientras que es más sencillo en Pinterest, Google Plus, Tumblr o Posterous vincularse a grupos relacionados con el tema de interés.

En estas redes es fácil encontrar un grupo de personas que comparten ideas, materiales, debaten,… Suelen tener herramientas de consulta, bien a través de palabras (el típico buscador), bien a través de herramientas preparadas al efecto (nubes de etiquetas, clasificaciones de grupos,…)

Origen de las redes sociales

En los años 60, Milgram realizó una serie de experimentos denominados del Mundo Pequeño. En ellos, pedía a unas personas que enviaran un paquete a unas personas de la otra punta de los Estados Unidos de los que únicamente daba el nombre y la población. Para hacerlos llegar, debían enviarlos a otras personas que ellos conocieran y que consideraran que estuviera lo más cerca de encontrar al destinatario final. Y esa persona debería hacer igual.
Al final del experimento, de los 296 paquetes, sólo llegaron 64, y estos, necesitaron entre 5 y 6 pasos para llegar.

Experimentos como estos hicieron pensar que el mundo puede tener una propiedad de Mundo Pequeño, por la que las personas, a pesar de ser muchas, pueden relacionarse con relativamente pocos vínculos.

De hecho, se elaboró la teoría de los seis grados de separación, por la que cualquier persona en la tierra podría estar conectado a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios (conectando a ambas personas con sólo seis enlaces).

Según estas ideas, las redes sociales pueden pretender conectar a muchas personas en relación a sus intereses, ideas, afectos,…

Puedes leer más en Wikipedia, en los artículos sobre Experimentos del Mundo Pequeño, Mundo Pequeño, Seis Grados de Separación.

Redes sociales

Sobre redes sociales hablamos mucho, hay a quien le gustan, quien tiene miedo, quien desconfía, quien no las entiende,… las empresas y organismos intentan hacerse un hueco y usarlas… pero ¿qué son las redes sociales?

Básicamente, es algo que llevamos haciendo toda nuestra existencia: crear grupos más o menos estables por intereses, necesidades o simplemente, porque nos resulta agradable. Solo que ahora, con internet, podemos tener más alcance y repercusión.
Por ejemplo:

  • cuando los antiguos griegos acudían al foro a escuchar las noticias, a comentarlas, a debatir, a proponer ideas,… no es muy diferente a actividades que ahora se pueden realizar a través de Twitter, Google Plus, Meneame,…
  • cuando una persona entra en una tienda a la que habitualmente va y pregunta cómo puede cocinar la lubina, o comparte un truco para quitar las manchas, no es muy distinto a la actividad de grupos temáticos, foros,…

Tipos de redes sociales

Según la temática, pueden ser:

  • personales, en las que la relaciones tienen que ver con vínculos personales de amistad, como en Facebook, Hi5, Tuenti,…
  • de contenidos, en las que las relaciones tienen que ver con contenidos publicados más o menos abiertamente, como en Twitter, Tumblr, Posterous, Pinterest,…
  • de actividad, en las que las relaciones tienen que ver con actividades, como en MySpace, LinkedIn